martes, 19 de abril de 2022

MINI ESPEJO DE MANO

Tenía una polvera gastada de las que no se pueden recargar y he decidido al espejo interior. Sólo he utilizado un papel decorado, barniz y tinta.

Lo primero es desmontar la tapa que lleva el espejo y limpiarlo bien, luego recortamos una pieza de papel decorado (yo he usado uno de pajaritos y flores que le da un aire muy primaveral).

Aplicamos tinta en los bordes para dar un aspecto envejecido al papel, dejamos secar la tinta y le damos dos capa de barniz a toda la superficie para endurecer el papel y protegerlo del roce del uso diario. 

Una vez seco podemos utilizar el espejo tranquilamente y llevarlo en el bolso para darnos un retoque. Es un reciclaje sencillo y rápido de hacer, nos da la posibilidad de aprovechar los espejos que vienen en polveras o paletas de color y darlos una segunda vida.

Con este diy participo en el reto #reciclaycrea de @diydetodounpoco para ver el resto de participaciones podéis pasar por aquí.



10 comentarios:

  1. Ainchs es que ese papel no puede ser más bonito, Mayte!!!
    Me encanta, está estupendo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Es un proyecto de esos que no se tarda nada en hacer y que te alegran un montón el día cada vez que los tienes en las manos. El papel es una auténtica monada.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Un reciclaje genial, y el resultado precioso, el papel es muy inspirador, me encanta!.
    Muchísimas gracias por unirte!
    Besos

    ResponderEliminar