miércoles, 25 de mayo de 2016

PIZZA DE CARTULINA Y PAPEL CRAFT

Paseando por la blogosfera vi una foto de una pizza hecha con papel craft y cartulina y me apunté la idea. Hace unos días quería sorprender a un niño con un regalo y se me ocurrió que quedaría chulo presentándolo escondido en una caja de pizza, con pizza incluida.
Así fue como hice la pizza más rica del mundo, necesitaremos:
- Papel craft.
- Cartulinas de colores.
- Pegamento de barra.
- Tijeras.
Primero haremos un circulo con un cartón grueso (del tamaño que queramos nuestra pizza, yo he usado un plato llano) y lo dividiremos en 8 porciones.

porciones de cartón

Luego recortas las porciones y las forras con papel craft (como si forraras un regalo, por debajo quedan los pliegues) y por la zona más ancha del triangulo enrollas el papel como si fueran los bordes de la pizza.

masa de pizza hecha con papel craft

Lo siguiente es repetir el circulo en cartulina roja y hacer las 8 porciones igual que hicimos al principio, pegaremos los triángulos rojos encima de la masa, antes habremos dado forma redondeada a los bordes, para que parezca una base de tomate.
pizza cubierta de tomate
Por último recortaremos ingredientes para la pizza: Hojas de rúcula (en cartulina verde de dos tonos), trozos de mozzarela (círculos blancos), champiñones (cartulina gris), queso fundido (tiras amarilla), jamón de york (cuadraditos rosas) y un huevo frito al centro (cartulina blanca y circulo amarillo dentro).
Lo de los ingredientes es cosa de ponerse a dibujar y recortar, cada uno los ingredientes que más le gusten, se pueden hacer rodajas de salami fucsia, aceitunas con círculos negros, rodajas de chorizo naranjas, etc.
Una vez recortados los vais pegando sobre las porciones y colocándolos al gusto.


porciones decoradas con sus ingredientes

Para que no se desmontara en la caja les pegue velcro en una base de cartulina decorada y en el revés de las porciones, así se mantenía la pizza entera y colocada en su caja.

detalle del velcro pegado sobre una base de cartulina
La pizza completa tenía buenísima pinta, no le faltaba de nada y nuestros niños pueden jugar con ella todo lo que quieran.

pizza lista para comer.
Debajo de la cartulina que sujeta la pizza iban escondidos un par de videojuegos, envueltos como si fueran una carta de pizzeria y la factura. Como veis, en esta pizza no faltaba de nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario